Andrés Santos Station Band pone música a El maquinista de La General

Johnny Gray (Buster Keaton) es maquinista en un estado del Sur y tiene dos grandes amores: una chica (Anabelle Lee) y una locomotora (La General). En 1861, al estallar la Guerra de Secesión, Johnny intenta alistarse, pero el ejército considera que será más útil trabajando en la retaguardia. Sin embargo, Anabelle cree que es un cobarde y lo rechaza. El maquinista sólo podrá demostrar su auténtico valor cuando un comando nordista infiltrado en las líneas confederadas le robe “La General” y rapte a Anabelle. Johnny no dudará un segundo en subirse a otra locomotora y perseguir a los yanquis para recuperar a sus dos amadas.

Andrés Santos (Jumilla, 1971), es profesor de música, clarinetista, compositor y arreglista, con una larga trayectoria a sus espaldas, tanto en el ámbito de la música clásica como en el jazz, y posee y una amplia experiencia en la dirección orquestal y la ilustración musical de cine mudo. La Andrés Santos Station Band está formada íntegramente por profesores y músicos murcianos de distintas generaciones, y en la actualidad la componen Carmen Climent al piano, Francisco Martínez a la trompeta, José García al trombón, Sebastián Mondéjar al banjo y percusión, Jesús Gea al contrabajo, y Andrés Lafuente a la batería.

El  IV Congreso Internacional Música y Cultura Audiovisual (MUCA), que va a tener lugar los días 16, 17 y 18 de febrero en Murcia, y la Filmoteca Regional han tenido la gran idea de proyectar la genial película del Buster Keaton, El maquinista de La General (1926), con música en directo de la Andrés Santos Station Band y partitura original de Andrés Santos, y así continuar una tradición de films mudos musicados con banda sonora original en directo compuesta por músicos murcianos, y que tuvo como precedentes a Bosco dando la música a L’Inferno o a Raúl Frutos y la Orquesta Sinfónica de la Región de Murcia con el clásico de terror Häxan.

Para El maquinista de La General, posiblemente la mejor película de Buster Keaton y sin duda una de las grandes obras maestras del cine universal, Andrés Santos compone una banda sonora cinematográfica en toda regla, perfectamente adaptada a la época, el espíritu, la trama y la acción trepidante de este film. Una partitura en la que se condensan magistralmente todos y cada uno de los ingredientes de esta joya histórica del cine: la épica, el honor, el afán de superación, el amor, la lealtad, la valentía, el suspense… y, cómo no, su implacable y sublime comicidad, presente de principio a fin. Una banda sonora, en suma, primorosamente fiel y descriptiva, pero que fluye por sí sola como una suite trenzada de emociones, atmósferas y colores.

Comentarios