Escenografías sin escena. Gonzalo Sicre en el Centro Párraga

El cuerpo de trabajo de Gonzalo Sicre (Cádiz, 1967) se estructura en torno a la idea de misterio. Sus pinturas nos conectan con el suspense, a partir de escenarios donde algo está a punto de ocurrir. Interiores vacíos descritos a partir de una luz tenue, una penumbra que enfatiza la arquitectura y convierte a los objetos, que habitualmente pasan desapercibidos, en protagonistas. Sus obras encierran un suceso en potencia, son fotogramas que habitan los intersticios de la acción.

Para el Centro Párraga, Sicre ha preparado una serie de obras que comparten el mismo tema: la arquitectura de los espacios vacíos donde se produce el espectáculo. Los retrata en el momento en el que éste ya ha pasado o no ha ocurrido aún y desde el punto de vista de un voyeur o espectador atípico, de un solitario que percibe la melancolía de un lugar abandonado una vez que la euforia colectiva ha desaparecido.

Escenografías sin escena son las hileras de sillones milimétricamente alineados, las escaleras escasamente iluminadas, las paredes de terciopelo, las pantallas vacías son el imaginario que maneja el artista. Furtivamente se puede apreciar la sombra de un espectador aislado, de otro solitario.

Los trabajos de de este artista establecido en Cartagena ahondan en una idea especial de tiempo. A pesar de ser pinturas en las que el tiempo literal está detenido, por el hecho de haber quedado fijada la pintura en el lienzo, el artista apela al espectador para que pueda activar la obra con su imaginario particular. Da las claves para que la persona que mira invente miles de posibilidades de habitar sus cuadros, imaginando diferentes historias. El tiempo que introduce es el tiempo subjetivo, el de aquel que mira, el tiempo de la interpretación.

Sicre es un artista enamorado de la pintura y del comportamiento de la luz. . Con unas claras referencias a la escuela metafísica y al realismo americano de los años cincuenta, descompone el aspecto emocional que la luz proyecta sobre los objetos, intentando entender qué connotaciones y lenguaje posee. Entender los significados de la luz lo hace construir paisajes intrigantes y misteriosos, escenografías envueltas en una atmósfera silenciosa y reflexiva.

Comentarios