La decimoquinta edición de ‘Danza a Escena’ regresa al Teatro Circo de Murcia

Del 24 de mayo al 25 de octubre, el Teatro Circo de Murcia será el escenario de los montajes que firman las compañías Sharon Fridman, Big Bouncers y La Phármaco.

Danza a Escena, el circuito de impulso a la danza promovido por el INAEM y desarrollado por La Red Española de Teatros, Auditorios, Circuitos y Festivales de titularidad pública, regresará un año más al Teatro Circo de Murcia. El espacio escénico acogerá entre los días 24 de mayo y 25 de octubre la representación de tres montajes que firman las compañías Sharon Fridman, Big Bouncers y La Phármaco.

En el mes de mayo -concretamente el viernes 24 a partir de las 20.00 horas- el circuito estatal iniciará su programación en la capital murciana con el creador israelí Sharon Fridman, que utiliza la diversidad funcional como viga maestra de su nueva propuesta, titulada Go Figure. La pieza, coproducida por el Festival Oriente Occidente de Rovereto, vuelve a explorar la diversidad funcional, en esta ocasión, a través de una puesta en escena en la que Shmuel Dvir Cohen y Tomer Navot, dos bailarines con distonía —una afección neurológica que resulta en la contracción muscular involuntaria—, se buscan y encuentran en un escenario convertido en escaparate no de una adaptación a un movimiento normativo, sino de la celebración de una danza propia.

Ya en septiembre (domingo 29) será el turno de Plàncton, en la que Big Bouncers se sumerge en el universo del fondo marino como metáfora de un cuerpo en suspensión. Se trata de una pieza de danza para todos los públicos que pone de relieve la idea de que las cosas pequeñas son fundamentales en la vida.

El circuito estatal se despedirá de Murcia el viernes 25 de octubre con una aproximación al flamenco desde la danza contemporánea. Son las señas de identidad de la obra Mariana, pieza con la que Luz Arcas, al frente de la compañía La Phármaco, participa en esta edición. Con un título que alude a las marianas, subgénero primitivo del flamenco que Arcas exhibe sobre el escenario, la pieza se despliega como una identificación entre la protagonista y los animales de labranza, como las yeguas, las mulas y las cabras, cuya alusión al género femenino y a su explotación por parte de los hombres del campo sobrevuela la obra.

Comentarios